Wednesday, January 18, 2012

RELACION SATISFACTORIA Y DURADERA


RELACIÓN SATISFACTORIA Y DURADERA
Por John Korszyk, M.A. M.Div.

Considerando los siguientes pasos, es posible vivir en pareja con buenos resultados. Cada logro es la construcción de amor duradero que Dios fortalece.

Primero:
LA AFINIDAD ENTRE USTEDES. Como se ve en la vida, hay instancias donde cada uno trae determinados criterios dentro de la pareja. Hay diferentes maneras de encarar una situación. ¿TIENEN O NO los mismos intereses?. Así sean, sus costumbres individuales y de familia, sus creencias espirituales/religiosas, sus aficiones deportivas, etc. Estos y otros más, cuando son ubicados frente a frente – para vivir en afinidad, ¡producen un sentido y propósito en la vida matrimonial!

Ahora, considerándolo en pareja, cada uno viene con lo suyo:
Interés de libertad individual, ¿son cuestionados o son entendibles para los dos?. ¿Es justo hacer lo que “se me antoja”? O, más bien, ¿“lo que NOS conviene?.” Por supuesto, acordando lo que nos conviene en relación conyugal.

Cada UNO va a practicar el observar al OTRO (conociendo su personalidad) para entender mejor cuáles son sus prioridades, tomando en cuenta y en plena atención de lo profundo de sus convicciones.

Por la afinidad, la pareja otorga un voto de confianza. ¿Entre ustedes, sus prioridades se unifican?, o se preguntan ¿dónde está uno parado dentro de su matrimonio? Ocurra lo que ocurra en la vida, todo dependerá de los objetivos en común que tiene la pareja y sobre todo, los pactos que afirman tener – amor genuino, respeto, consideración mutua - les dará la seguridad de que el elegirse el uno al otro para disfrutar del matrimonio, está en el plan y la voluntad de Dios.

Segundo:
EL ACUERDO DE RECIPROCIDAD. Aunque la vida tiene sus contrastes en unión de pareja, más que otro aspecto asegúrense que no haya desconfianza entre la pareja, pues esto debilita al amor. Por otro lado, la seguridad edifica al amor, la bendición de Dios da confianza, da seguridad que fueron unidos por Dios. Y de ahí, recordarán que el matrimonio es un pacto y no un simple trámite. El cónyuge debe ser considerado como una persona digna de confianza.

Tercero:
RECORRER UN CAMINO JUNTOS – (dos en uno) los objetivos en común, los proyectos, los anhelos, todo esto debe controlar los pensamientos de la pareja en acuerdo común. La pareja logrará aceptarse, consolidarse, conseguirá vivir en integridad, en coherencia y con sus creencias en lo más profundo de su fibra sentimental individual. Todo ello en el mismo sentir, será siempre parte del camino que les toca seguir. Efesios 5.21.
Voice of the Family Ministries, Inc.
16537 Bellflower Blvd Suite C
Bellflower, CA 90706
(562) 461-7727 www.vozdelafamilia.com


No comments:

Post a Comment