Sunday, March 11, 2012

Ajustes Matrimoniales

AJUSTES MATRIMONIALES
Proceso en Constante Progreso
Por John Korszyk, M.Div

Cuando hablamos de lograr ajustes y modos de adaptarse en la relación matrimonial, generalmente, pensamos en acciones de alguien que llega al punto de hacer lo que tiene que hacer, después de un tiempo de no hacerlo. Por los ajustes alcanzamos lo más conveniente en una determinada área de la conveniencia que refleje que nuestros caracteres están coordinados. La luz y la claridad en nuestros comportamientos proveen confianza y estabilidad renovando la conexión permanente.

Nuestro tema nos lleva a la analogía conocida como los “ajustes de las relojes”. La cual surgió a principios de la primera guerra mundial para coordinar las acciones militares, conocida en inglés como Daylight Saving Time, o aprovechar el tiempo con la luz del día. Tan importante es esto en la vida nacional que rige desde el tiempo de Benjamín Franklin (inventor y estadista de Estados Unidos siglo XVIII, cuando se instauró el ajuste de los relojes para adelantar uno hora a principios de la primavera, aprovechando la luz desde mas temprano y atrasar de nuevo en otoño. Por supuesto, los detalles de las estaciones del año difieren dependiendo del país en donde residimos.
La luz diurna es como el tiempo aprovechable para las mejores condiciones de nuestras vidas. Y el poder de la claridad será más favorable en la relación interpersonal cuando las cosas salen a la luz.

Para las funciones conyugales, la reposición al punto de arranque o (reset) a la estabilidad, restablece condiciones de beneficio mutuo. Aun vale la pena pasar por alto el costo del dolor para conseguirlo. Está en juego la continuidad, la convivencia con comprensión, amplitud de mente y afecto a la situación particular de la pareja, ya que al pasar por las etapas biológicas de la vida, cada ser humano irá decreciendo en ciertas cosas y aumentando en otras.

Así como las llaves se usan tanto para abrir como para cerrar, uno decide usar la llave de la colaboración, la de cumplir el pacto y los acuerdos que fueron fijados para el propósito y la finalidad de la pareja. Cuanto mas temprano lo logremos, extenderemos la luz del día a las horas de la tarde de nuestra vida como pareja. Haciendo así, hasta evitaremos dolores futuros y ampliaremos los beneficios.

Jesús afirmó que deberíamos beneficiarnos de tenerlo a Él como la luz de la verdad, mientras está accesible, si mantenemos relación con Él. Comprender este consejo bíblico es actuar hoy y asegurar las perspectivas de un futuro mejor. No hacerlo es como no ajustar la hora en primavera y sufrir la sorpresa de llegar tarde al trabajo. ¡Es importante mover la aguja del reloj!

EL AJUSTE ES UN PROCESO

Los “ajustes matrimoniales” son como un proceso en constante progreso, nos llevan en los beneficios de las acciones concretas que al principio debe hacer la pareja.

Al momento que llegan a solicitar accesoria en VOZ DE LAS FAMILIA, recomendamos que confirmen el lugar para sentirse bien, como una vivencia reconfortante entre el consejero y el aconsejado (valga la redundancia). El proceso requiere informarse más. Si no tiene ganas de leer, tal vez, no tiene ganas de aprender. Y cuando algunos llegan presionados y urgidos de soluciones, como caminando sobre las brazas, les explicamos la necesidad de dar un “pasito” inicial de confianza en dejarse guiar. Para nuestra tarea tenemos lo que Dios nos ofrece como experiencia de obediencia: “aprendemos de Dios y por eso, cambiamos”. Son aplicaciones simples, que nadie debería menospreciar ni subestimar, pues es un factor del comienzo del cambio.

Si alguno se dispone al proceso, su decisión es el comienzo del ajuste. Le será posible registrar la orientación y hacer anotaciones novedosas, o poner un círculo a lo que es sensible. Con toda seguridad, ¡la ayuda en el amor de Dios le favorecerá! Entrará en la realidad de vivir de acuerdo a la verdad. Y por lo mismo, le encaminará a ser fiel a los acuerdos del vínculo matrimonial, renovando el acuerdo establecido.

PROCESO EN CONSTANTE PROGRESO

Si este procedimiento terapéutico importante le causa expectativa, es que algo está cambiando. Todo está en que sea capaz de salirse de la rutina. Los ajustes se dan en pareja para que el modo de vivir sea más agradable, como corresponde. Cada cual – en su propia individualidad – debe ajustarse a su proceso, durante toda la vida matrimonial y con toda su riqueza.

Aquí no entraremos en detalles, pero en el proceso hay que tener el valor y la humildad para describir si se siente bien o mal. En este marco el tratamiento debe lograr cómo atraer al desanimado, motivarlo a leer lo que será útil en la práctica. Ese “movimiento de la mano” al escribir las vivencias individuales, muestra las obvias necesidades porque exterioriza lo más profundo. Aunque al comienzo no es fácil, es importante hacer algo, traerá beneficios restaurativos. Lo que tiene a mano, un lapicero como instrumento para sacar a luz, puede encaminar los ajustes, es decir, la voluntad en acción, eso es importante.

ORDENE SU CONDUCTA BAJO LA GUIANZA DE LA BIBLIA

Acabamos de mencionar un lapicero o un lápiz en la mano que marcará aquello que es sensible, le pondrá un círculo alrededor mostrando que es posible poner allí voluntad, dando el paso correcto para ordenar su conducta. El consejo bíblico dice: “Por el Señor son ordenados los pasos del hombre y el Señor se deleita en su camino”. El otro dice: “Envía tu luz y tu verdad; que ellas me guíen…” y, el tercero dice: “Pues tú has librado mi alma de la muerte y mis pies de tropiezo, para que yo pueda andar delante de Dios en la luz de la vida” (Salmo 37: 23; 43:3; 56:13)

Vamos a mejorar a través de las virtudes espirituales. Virtud significa “fuerza espiritual”, esto prueba nuestra dependencia de lo que Dios nos ofrece y donde él mueve los corazones para actuar, para lograr resultados de grandeza.

Dicen que la aspiración hacia el éxito es para los grandes, y la suerte es la aspiración para los mediocres. “Gente con mentalidad pequeña habla sobre la gente. Gente de mediana visión habla sobre lugares y cosas. Gente con mentalidad de grandeza, sobre ideas” (Soñemos grandes sueños). Una vida matrimonial exitosa hace una vida próspera en todos los demás rubros de actividad humana; su influencia hace desarrollar emprendimientos de grandeza y rectitud. Y el gozo no se va, la dicha es permanente y hereditaria.

                                                      SEGUNDA PARTE
En la relación sana y armoniosa – con pocas excepciones – todos quieren sentirse aceptados. Todos al comienzo de la relación saben que la luna de miel es un período que vive inmediatamente después que se hayan casado, su duración es más o menos breve. Pero lo importante es que cada uno acepta que es hermoso vivir en pareja, tener un solo amor y dar el todo, entregarse en la conexión permanente.

En la relación cotidiana, el toque o la caricia, las palabras de afecto sincero en cualquiera de las etapas del matrimonio, hace que cada uno preserve su integridad y de su pareja. Nos hace recordar a cada uno que nos pertenecemos: Tenemos que mantener la promesa del amor que un día nos unió.

CUIDADO CON EL EGOISMO

También hay que recordar el aspecto negativo enmarca: La indiferencia – es No tomar en cuanta a mi “par” en momentos cruciales y trascendentes para ambos. Es recomendable hacer un ajuste rotundo es esto.

Sentirse respetado, tomado en cuenta en la unidad de dos y ser valorado es esencial. No hay que ser “narcisista” (amor propio con el deseo exagerado de gratificación), ni nada que produzca daños por esa ansiosa búsqueda de placer egoísta.

SENSIBLES PARA OIR Y ENTENDER AL CONYUGE

Si los lazos están dañados, para hacer ajustes correctos, se recomienda escuchar atentamente con el oído, y con el corazón. De esta forma podrá entender a la otra persona aquello que más le molesta, y reconocer si nuestra actitud negativa ha llegado a ser intolerable. Si el oír y entender es puesto en práctica, esto ayudará a recuperar la confianza para tener un matrimonio con acuerdos adecuados, que garantiza la estabilidad y seguramente moverá a los resultados más enriquecedores.

Por eso, el apóstol Pablo, aconseja cuidar el vínculo con su pareja: “Esposo ame a su esposa como a sí mismo. Esposa, respete a su marido” (Efesios 5:25-28) Vivir en lo pactado, implica, el compromiso de empezar a pensar en dos, y no más como soltero/a.

DIFERENCIAS, MIEDO A OFENDER  - DEBE SER CORRIGIDO EN FORMA MANCOMUNADA (SIN COMPETENCIAS)

Hay miedo, para discutir las diferencias o los desacuerdos, generalmente se dice: “olvídate”, así lo pone en un fatalismo, propenso a cortar platica y sucumbir en el desánimo.

Cuando se aprende a hacer ajustes, se sabe decir NO al chantaje emocional. Se aprende a no ceder a “esas peticiones” que ya pasaron por el círculo vicioso. Los que aprenden a hacer ajustes saben decir con discrecionalidad: esto está hecho con un poquito de “inmadurez emocional”. Con ánimo respetuoso hacerle ver que no asume las consecuencias de sus actos.

Hay personas que saltan como leche hervida cuando se les muestra un defecto, una equivocación o una debilidad, peor si alguien está en desacuerdo con ellos. Hay que hacer ajustes con alguien que es incapaz de aceptar la realidad como es. Se puede expresar con amabilidad, respeto, pero con firme sentido común y con criterios sanos, que tiene que hacerse cargo de las cosas. De otra manera, el que no aprecia que puede usar la parte buena de su vida lo desvaloriza todo. Ayudarlo en los ajustes en la imagen de ambos, evitarán que su personalidad sea distorsionada.

COMPLEMENTOS BIBLICOS IMPARTIDOS PARA MEJORAR LA SITUACIÓN CONYUGAL CON ADECUADOS AJUSTES
Vamos a ser objetivos: Cristo vino a traer la vida eterna, ya lo hizo todo para que la tengamos con más abundancia cada día. Esto puede pedir del buen vino al principio del matrimonio – con la fiesta aun sonando de primeros años. Se puede disfrutar en la mitad de la vida matrimonial con la precipitación y la vorágine de responsabilidades, proyección de los hijos y potencial laboral. Y aun en etapa avanzada, con rutina de modalidades, diálogos y proyecciones finales de vida.

Él nos lo mostró en un ejemplo práctico en la Bodas de Caná de Galilea – “al principio todos contentos.” Pero al escasear el fino (dificultades o escasez material) la boda estuvo a punto del fracaso y dicho común a “punto de aguarse.” Pero Jesús restauró todo, Él no solo repuso el vino, entregó lo mejor, humanamente imposible.

Así en nuestras vidas, juntos unos con otros, cuando se desliza en una rutina, hay que sazonar con los con sal al que buscar a Dios concienzudamente. El tiene las posibilidades previstas. La riqueza espiritual, la práctica de enseñanzas en la sangre alimentando toda la integridad de las relaciones matrimoniales, PERMENENTEMENTE.

Para nosotros, en Voz de la FAMILIA, uno de los conceptos básicos, es motivar a entender que consagrase a la vida en unidad es como un ministerio, se puede construir con palabras de amor, que de Dios viene el apoyo adecuado. “Porque YO sé los pensamientos que tengo de vosotros, dice el Señor: pensamientos de PAZ y NO de mal, para daros el FIN que esperáis. Entonces me invocaréis y me vendréis y oraréis, porque me buscaréis de TODO vuestro corazón” (Jeremías 29:11-12)

Entonces, ya claramente saben, por dónde comenzar, pero eso no quita que: Los cristianos admitimos errores, experimentamos remordimientos y nos arrepentimos. Nos corregimos, “no permitan que el sol se ponga estando enojados” (Efesios 2:26 NVI)

Podemos concluir diciendo: Siempre tendremos los recursos de parte de Dios para continuar haciendo los ajustes para tener un mejor matrimonio.

VOICE OF THE FAMILY MNISTRIES, INC.
16537 Bellflower Blvd. Suite C
Bellflower, Ca 90706
(562) 461-7727

No comments:

Post a Comment